Guía: cómo evitar que se dañe el interior de los faros de tu vehículo. Prevención y consejos claves.

Actualizado: mar 21

En LEDIAMOND llevamos muchos años dedicados a la mejora y potenciación de la luz en carretera para luz corta o larga pero siempre cuidando de lo que son tus ojos por la noche, los faros.


Son múltiples las quejas o lamentos de muchos usuarios que nos cuentan casi a diario, que no ven bien por la noche o que no ven como antes en su vehículo. Queda demostrado que una buena iluminación mejora nuestra seguridad de conducción nocturna y nos da una tranquilidad que se convierte en placer, en vez de preocupación o estrés.



Con LEDIAMOND podrás conservar el mismo brillo de luz de tus faros como el primer día para que nunca pierdas el máximo rendimiento gracias a la tecnología que aplicamos a nuestras bombillas Kit LED PureWhite: ver mejor, no deslumbrar a los demás y cuidar del acabado interior de tus faros.


Hay varios motivos por los que los faros de tu coche no alumbran como antes por mucho que trates de pulir el policarbonato exterior de tus faros.

Los faros de un vehículo se encargan de proyectar sobre la carretera, de manera concentrada, los rayos de luz creados por la fuente lumínica.


No nos vamos extender mucho en los tipos de faro que hay y su funcionamiento, ya que nos dará para otro artículo y así no se te hará muy denso este mismo, pero si que sepas diferenciarlos con conceptos sencillos para entender más adelante la parte que se daña provocada por las bombillas de baja calidad con el paso del tiempo.


Ponte cómodo, ¡comenzamos!





Tipos de Faros con proyección de luz halógena y xenón



Con funcionamiento de bombilla halógena:

Faro de luz halógena con carcasa de cristal y con dispersión. Reflector de tipo parábola sin dispersor de luz.

Estos faros se usaban hace muchas décadas. Eran de cristal, más duraderos que los actuales, pero más costosos y frágiles ya que tienen menos elasticidad. Además la complejidad de dispersión de la luz que pasaba a través de ellos hacia la carretera, no explotaba al máximo las prestaciones que podía dar la bombilla. Solían ser mono parábola equipando bombillas de tipo H4 Hi/Lo, corta y larga en la misma bombilla.




Faro halógeno sin dispersión con reflector de geometría libre
Faro de luz halógena con carcasa de policarbonato sin dispersión. Reflector con dispersión de luz de geometría libre

Las superficies del reflector de los faros poseen una forma libremente configurada. Esto quiere decir que sólo pueden calcularse y optimizarse con la ayuda de un ordenador según la forma y diseño que tenga el faro. Todas las formas de los "cristalitos" internos, están previamente estudiados para reflejar de una manera estratégica la luz hacia el exterior. Este tipo de faro expande muy bien el haz de luz, pero la concentra menos que un faro de tipo elipsoidal.




Faro de luz halógena con carcasa de policarbonato sin dispersión. Equipado con proyector de luz de tipo elipsoidal.

También llamados faros elipsoidales, o más vulgarmente faros con lupa. Obtienen muy buena dispersión de luz, pero sobre todo una mayor concentración del haz de luz en el eje vertical, por lo que se logra un mayor alcance luminoso y una conducción más relajada por la noche. Es el tipo de proyección favorita para los vehículos más modernos y con pretensiones de una mejora de luz en carretera con respecto a sus hermanos anteriores.




Con funcionamiento de bombilla xenón:

Faro de luz xenón tipo R. Carcasa policarbonato sin dispersión. Reflector con dispersión de luz de geometría libre.

Al igual que en los faros halógenos, en este caso Xenón, las superficies del reflector de los faros poseen una forma libremente configurada. Este tipo de faro, como ya comentamos, expande muy bien el haz de luz, pero no la concentra. La potencia lumínica de una bombilla xenón es muy superior a la bombilla halógena con lo que debe equipar bombillas Xenón de tipo R (Reflected) D1R, D2R... para no deslumbrar a los demás. Este tipo de faro ha caído en desuso en xenón ya que a pesar de los esfuerzo de los fabricantes, la contención de la luz se hacía muy difícil y nunca bien conseguida. Muy pocos vehículos la usan. Algunos ejemplos: Renault Laguna 2 Fase 1, Honda Civic V (2006) , Mercedes ML W163 fase 1.




Faro de luz xenón con carcasa policarbonato sin dispersión. Equipado con proyector de luz de tipo elipsoidal.

Este faro xenón se compone de una lámpara de descarga de gas tipo D1S, D2S, etc... de una bobina de reactancia xenón, de un sistema de reflexión / proyección, y la ayuda de un motor paso a paso por el que un rodillo gira hasta la posición necesaria en espacio de pocos milisegundos (Funciones AFS). El término bi-xenón significa que la luz de cruce y la luz de carretera se llevan a cabo con un solo módulo de proyección. Ello tiene la ventaja de que sólo se necesita una bobina de reactancia xenón (un motor servo). De esta manera se consiguen dos tipos de distribución de la luz diferentes con un amplio flujo lumínico y se necesita menor espacio de montaje. Hasta la llegada del LED, son los faros, que según fabricantes de automóviles, equipaban en sus vehículos de más gama alta.


Es por tanto que muchos faros de xenón tipo AFS (Adaptive Frontlight System // Sistema Avanzado de iluminación Frontal), son aún más eficaces que muchos faros de LED básicos que equipan la mayoría de los vehículos modernos hasta la llegada de los tipo matriciales.



Ahora que ya conoces los tipo de faros que existe para tecnología halógena y xenón, podrás identificar cual corresponde a tu vehículo, sea coche, moto o camión/truck.




Partes principales del deterioro interior de los faros


Existen varios motivos por los que un faro deja de iluminar correctamente, pero nosotros en este artículo nos vamos a centrar principalmente en los daños que pueden recibir en su interior, cuando se eligen unas bombillas de baja calidad, con sus efectos colaterales e implícitos.


Hemos resumido en varios puntos, las causas lumínicas más importantes según el tipo de faro y tecnología de iluminación, por la que se deteriora un faro por dentro:


Cuando los faros se "queman" por dentro, puede afectar a diferentes partes del mismo, pero la "afección" más grave que va a provocar que veas menos será por tener: